Bienvenidos a Derrumbando los Muros del Sistema

Desde que nacimos hemos sido manipulados, educados para aceptar los dogmas que han regido la sociedad. Esos dogmas son múltiples: ideologías políticas, religiones desviadas, historia oficial manipulada; todo con la participación de gobiernos coludidos con el sistema.
Bienvenido a un Blog Políticamente Incorrecto. Un espacio donde diremos información incómoda para quien esté manipulado. Pero quien esté interesado en abrir su mente, le brindará otra perspectiva de la realidad dominante.
Gracias a ustedes se difunde la información. Les agradecería compartan el Contenido aquí Ofrecido.

domingo, 2 de junio de 2013

¿Quien Dirige los Medios de Comunicación? Un gran Artículo de la Influencia judía en los Mass Media.



Comparto este artículo del Dr. William L. Pierce, sobre la preponderancia judía en los Medios de Comunicación.


¿Quién Dirige los Medios de Comunicación?
Artículo del Dr. William L. Pierce
La constante modificación gubernamental de la normativa de la industria de las telecomunicaciones ha finalizado, no en un supuesto aumento de la competencia, sino más bien en una acelerada oleada de fusiones corporativas y absorciones que han desembocado en un puñado de multimillonarios conglomerados mediáticos. Los mayores de tales conglomerados crecen cada vez más, triplicando su tamaño durante los años noventa. Cada vez que usted ve la televisión, ya sea por una emisora local o vía satélite; cada vez que usted ve una película en el cine o en casa; cada vez que usted escucha la radio o un programa musical; cada vez que usted lee un periódico, un libro o una revista… es más probable que la información o el espectáculo que usted escuche haya sido producido y/o distribuido por una de esas grandes compañías mediáticas.

      El mayor conglomerado mediático actual es AOL-Time Warner, creado cuando AOL compró Time Warner por 160 billones de dólares en el año 2000. La fusión unió a Steve Case, un Gentil, como presidente de AOL-TW, con el presidente de Time Warner, Gerald Levin, un judío, como director ejecutivo. A pesar de que AOL-TW no está (aún) enteramente dirigida por judíos, el efecto es el dinero, y un judío racialmente consciente, consistirá en el aumento de la influencia judía en AOL. Steve Case no se quejará cuando Gerald Levin empiece a nombrar, sobre todo a judíos para ocupar posiciones clave junto a él porque los beneficios de Case no quedarán afectados. Cuando Case muera o se jubile, los judíos tendrán el control completo de AOL.

            Antes de la fusión, AOL era el mayor proveedor del servicio de Internet de América, y ahora será utilizado como una plataforma on line para la satisfacción judía de Time Warner,
            Time Warner Inc., con fuentes de ingresos en 1997 totalizando más de 13 billones, era el segundo leviathan internacional mediático cuando fue comprado por AOL. Levin, presidente y director ejecutivo de Time Warner había comprado Turner Broadcasting Systems en 1996 a Ted Turner, que fue uno de los pocos empresarios Gentiles en el negocio mediático. Ted Turner, como presidente de la compañía, se convirtió en el número tres en AOL-TW, tras Case y Levin.

            Cuando Ted Turner, el rebelde mediático Gentil, pujó para comprar CBS en 1985, se desató el pánico entre los líderes mediáticos de toda la nación. Turner había ganado una fortuna en publicidad y luego había puesto en marcha una exitosa red de noticias por cable, la CNN, con más de 70 millones de abonados. A pesar de que Turner empleaba a un cierto número de judíos en posiciones ejecutivas clave en la CNN y nunca había adoptado posturas contrarias a intereses judíos, es un hombre “ego” y una gran personalidad, y era considerado por el director William Paley y otros judíos en la CBS como una persona incontrolable: alguien que, en el futuro, podría volverse contra ellos. Además, el periodista judío Daniel Schorr, que había trabajado para Turner, públicamente anunció que su antiguo jefe sentía aversión personal por los judíos.
            Para bloquear la licitación de Turner, los ejecutivos de la CBS invitaron al multimillonario magnate teatral, hotelero, tabaquero y asegurador judío Lawrence Tisch a que lanzara una “OPA amistosa” sobre la compañía, y desde 1986 Tisch fue el presidente y director ejecutivo de CBS, anulando cualquier amenaza de influencia no-judía. Los posteriores esfuerzos de Turner para adquirir una red mayor fueron contrarrestados por la Time Warner de Levin, que posee casi el 20% de las acciones de CBS y tiene un poder de veto sobre transacciones importantes. Cuando su correligionario judío Sumner Redstone ofreció comprar CBS por 34,800 millones de dólares en 1999, Levin no puso objeciones.

            Así, a pesar de ser un innovador ya acaparador de titulares. Turner nunca dominó las conexiones necesarias para ser un verdadero patrón mediático. Finalmente decidió que “si no puedes vencerles, únete a ellos”. Ted Turner, en cierto modo, es un reflejo de Steve Case. Estos dos hombres blancos son unos capitalistas sin ningún sentido de conciencia racial ni de responsabilidad. En julio de 2001 AOL Time Warner anunció que otro judío, Walter Isaacson, anteriormente director de Time Inc. Sería el nuevo presidente y director ejecutivo del grupo noticiarios CNN, que fiscaliza las noticias del imperio que construyó Ted Turner.
            HBO, que es la subsidiaria de Time Warner, es la mayor red de televisión por cable del país. Hasta la compra, en mayor de 1988 de PolyGram por Edgar Bronfman Junior, Warner Music era la mayor compañía de discos de América, con 50 marcas, la mayor de las cuales es Warner Brothers Record. Warner Music fue el primer promotor de “gangsta rap”. A través de su relación con Interscope Records (antes de la adquisición de Interscope por MCA) ayudó a popularizar un género cuya gráfica letra invita explícitamente a cometer actos contra los blancos.
            Además del cable y la música, Time Warner está muy involucrada en la producción de películas (Warner Brothers Studio, Castle Rock Entertainment y New Line Cinema) y en editoriales. La División Editorial Time Warner (editor-jefe Norman Pearlstine, un judío) es el mayor editor de revistas en el país (Time, Sports Illustrated, People, Fortune).

            El segundo conglomerado mediático en la actualidad, con unos ingresos, en 1997, de 23,000 millones de dólares es Walt Disney. Su presidente y director ejecutivo, Michael Eisner, es judío. El imperio Disney, liderado por un hombre descrito por un analista mediático como un “controlador extravagante”, incluye varias compañías productoras de televisión (Walt Disney Television, Touchstone, Buena Vista Television) y redes de televisión por cable con más de 100 millones de abonados en total.

            En cuanto a las películas, el Grupo Walt Disney Motion Pictures, de los Estudios Walt Disney, dirigido por Joseph E. Roth (otro judío), incluye Walt Disney Pictures, Touchstone Pictures y Caravan Pictures, Roth fundó Caravan Pictures en Enero de 1993, y ahora la dirige su correligionario judío Roger Birnbaum. Disney también posee Miramax Films, dirigida por los hermanos Weinstein, Bob y Harvey, que han producido películas tan desagradables como “The Criying Game”, “`Priest”, y “Kids”.
            Cuando la compañía Disney estaba dirigida por la familia Gentil Disney, antes de su adquisición por Eisner en 1984, producía películas sanas, de entretenimiento familiar. Mientras todavía mantiene los derechos sobre “Blancanieves”, la compañía, bajo la dirección de Eisner se dedica ahora a la producción de muchas películas de las denominadas para “adultos”.
            En agosto de 1995, Eisner adquirió Capital Cities/ABC Inc., que posee la red de televisión ABC, que a su vez posee diez emisoras de televisión en mercados tan importantes en Nueva York, Chicago, Filadelfia, Los Angeles, San Francisco y Houston. Además, tiene 225 emisoras asociadas en los Estados Unidos y es propietaria parcial de varias compañías de televisión europeas.

            La compañía subsidiaria de cable de ABC, la ESPN, está dirigida por el presidente y director ejecutivo Steven Bornstein, que es judío. La compañía tiene también una mayoría de acciones en Lifetime Television y en las emisoras de televisión por cable A & ET, con 67 millones de abonados cada una. La red de radio ABC posee 26 emisoras de amplitud modulada y de frecuencia modulada, de nuevo en ciudades muy importantes, tales como Nueva York, Washington y Los Angeles, y tiene más de 3,400 asociadas.

            Aunque originalmente fue una compañía de telecomunicaciones, Capital Cities/ABC ganó más de mil millones de dólares en sus empresas editoras en 1997. Posee siete diarios, Fairchild Publications (Women’s Wear Daily), Chilton Publications (manuales de automoción), y el grupo Diversifield Publishing.
            El número tres en la lista, con unas fuentes de ingresos que totalizaban en 1997 más de trece mil millones de dólares, es Viacom Inc., dirigida por Summer Redstone (nacido Murray Rothstein). Viacom, que produce y distribuye programas de televisión para las tres redes más importantes, posee 13 emisoras de televisión y 12 emisoras de radio. Produce películas a través de Paramount Pictures, cuya editora es la judía Sherry Lansing. Redstone adquirió CBS tras la votación de los accionistas de CBS y Viacom en Diciembre de 1999.

            Trabajando para Redstone como director ejecutivo de CBS está un judío llamado Melvin A. Karmazin. Es el jefe y principal accionista individual de la compañía, que posee la red de televisión CBS, 14 emisoras de televisión, 160 emisoras de radio, la Country Music Television y los canales de la televisión por cable Neshville, así como una gran cantidad de activos en empresas publicitarias.

            La división editorial de Viacom incluye Simon & Schuster, Scribner, la Free Press y Pocket Books. Distribuye videos a través de 4,000 supermercados. También tiene intereses en emisiones vía satélite y en videojuegos.

            Pero la fuerza principal de Viacom consiste en ser el principal proveedor e programas por cable en todo el mundo, a través de su Showtime, MTV, Nickelodeon y otras redes. Desde 1989, MTV y Nickelodeon han ido ganando una audiencia cada vez mayor entre la juventud. El primer trimestre de 2001 fue el décimosexto trimestre en el cual MTV fue clasificado el número uno de la televisión por cable para comprendidos entre los 12 y 24 años de edad. Redstone, que posee el 76% de las acciones de Viacom, ha presentado a Beavis y Butthead como modelos para adolescentes, y es el mayor proveedor individual de propaganda de la mezcla racial para la juventud en América y Europa. La Red MTV planea adquirir The Music Factory (TMF), del grupo mediático y de marketing holandés Wegener. TMF distribuye música a casi diez millones de hogares en Holanda y Bélgica. MTV está aumentando su presencia en Europa a través de nuevos canales, incluyendo MTV Dance (Gran Bretaña) y MTV Live (Escandinavia). MTV Italia es activa a través de Cecchi Gori Communications. MTV arroja su rock de mezcla racial y sus videos de rap en 210 millones de hogares de 71 países y es la influencia cultural dominante sobre los adolescentes blancos de todo el mundo.

            Nickelodeon, con unos 65 millones de abonados tiene, con mucho, la mayor cuota de audiencia televisiva entre niños de 4 a 11 años en América, y también se está extendiendo rápidamente en Europa. La mayor parte de sus producciones, sin embargo, todavía no exhiben la absoluta degeneración que es la “marca de fábrica” de MTV, pero Redstone está gradualmente presentando a sus jóvenes televidentes la misma clase de veneno ofrecido por MTV. A principios de 2001 Nickelodeon continuaba siendo, por novena vez consecutiva, el líder de audiencia entre niños y adolescentes.
            Otro magnate mediático judío es Edgar Bronfman Junior, dirigía la Seagram Co. Ltd., el gigante de licores, hasta su reciente fusión con Vivendi. Su padre, Edgar Bronfman Sr., es el presidente del Congreso Mundial Judío. Seagram posee los Universal Studios y los Discos Interscope, el principal promotor de “gansta rap”. Estas compañías pertenecen ahora a Vivendi Universal.

            Bronfman llegó a ser el “hombre fuerte” en el negocio de los discos en Mayo de 1998, cuando también logró el control de PolyGram, el gigante europeo de los discos, al pagar 10,600 millones de dólares a la industria electrónica holandesa Philips. Con la adquisición de PolyGram, añadido a los MCA y Universal, Brongman se convirtió en el cuarto imperio mediático, con unos ingresos anuales de alrededor de 12,000 millones de dólares. Un aspecto especialmente desgraciado de la adquisición de PolyGram fue que dio a Bronfman el control de CDS, el mayor productor de música clásica; PolyGram posee las compañías discográficas Deutsche Grammophon, Decca-London y Philips.

            En junio de 2000, la familia Bronfman vendió Seagram a Vivendi, una compañía francesa de servicios públicos dirigida por el Gentil Jean-Marie Messier. La compañía Vivendi Universal mantiene a Edgar Bronfman Jr. Como vice-presidente de la nueva compañía y continuará ocupándose de su división de espectáculos. La estrategia de esta fusión parece ser el reflejo de AOL-Time Warner: infectar y esperar. Vivendi Universal pagará las deudas asumidas en la fusión vendiendo el negocio de alcohol de Seagram, mientras conserva su imperio mediático.

            Con dos de los cuatro conglomerados mediáticos en manos de judíos, y con judíos en la dirección ejecutiva de los otros dos, es difícil de creer que un tan avasallador grado de control se produjo sin una acción deliberada y concertada de su parte.
            ¿Y qué sucede con las otras compañías mediáticas?
            La News Corportarion de Rupert Murdoch, que posee la red de televisión Fox, 20th Century Fox Films y Fox 2000, es la quinta de las mayores corporaciones megamediáticas del país, con ingresos de más de 11,000 millones de dólares en 1997. Es la única compañía mediática que más se acerca a las cuatro primeras. Murdoch, es tal vez, un Gentil, pero se ha dicho que su madre, Elizabeth Greene, es judía, lo cual hace de él un judío según la ley judía, pero Peter Chermin, que es presidente y director ejecutivo del Fox Group, que incluye todas las películas, televisión y publicidad del News Corporation en los Estados Unidos, es un judío. Detrás de Chernin, como presidenta de 20th Century Fox, está Laura Ziskin, una judía que anteriormente había dirigido Fox 2000. El judío Peter Roth trabaja para Chermin como presidente de Fox Entertainment. New Corporation también posee el “New York Post” y “Tv Guide”, editados bajo la supervisión de Chernin. Murdoch declaró a “Newsweek Magazine” (12 de julio, 1999) que probablemente nombraría a Chernin presidente ejecutivo de News Corportarion, antes que permitir que cayera en manos de sus propios hijos, ninguno de los cuales llega a los treinta años. Es difícil imaginar a un judío dando el control de una gran corporación mediática a un subordinado Gentil, cuando tiene hijos en la lista de espera. Por su parte, Chernin fue muy cándido: “Yo controlo las películas vistas en todo el mundo… ¿Qué podría haber de más agradable?”.

            La mayor parte de las compañías productoras de televisión y cine que no pertenecen a las mayores corporaciones, están también controladas por judíos. Por ejemplo, New World Entertaiment, definido por un crítico mediático como “el primer productor independiente de programas de televisión en los Estados Unidos”, pertenece a Ronald Perelman, un judío que también posee la firmas de cosméticos Revlon, y que ofreció un empleo a Monica Lewinsky cuando Bill Clinton intentaba que guardara silencio.

            La más conocida de las pequeñas compañías mediáticas, DreamWorks SKG, es un negocio estrictamente “kosher”. DreamWokrs fue fundada en 1994, con una gran excitación mediática, por el magnate de la industria discográfica David Geffen, el primer presidente de Disney Pictures, Jeffery Katzenberg y el director cinematográfico Steven Spielberg, los tres judíos. La compañía produce películas, dibujos animados, programas de televisión y discos. Considerando los recursos y relaciones que tienen Geffen, Katzenberg y Spielberg, DreamWorks pronto estará en el mismo nivel que los cuatro grandes.

            Es bien conocido que los judíos han controlado la mayor parte de la producción y distribución de películas desde poco después del inicio de la industria cinematográfica en las primeras décadas del siglo XX. Cuando Walt Disney murió en 1966, la última barrera ante la total dominación judía de Hollywood desapareció, y los judíos pudieron apoderarse de la compañía que Walt construyó. Desde entonces, han hecho todo lo que han querido en la industria del cine.

            Las películas producidas por sólo las cuatro mayores compañías cinematográficas ya mencionadas- Disney, Warner Brothers, Paramount (Viacom) y Universal (Seagram)- facturaron las dos terceras partes, en taquilla, durante el año 1997.
            Los tres grandes en emisiones de televisión solían ser ABC, CBS y NBC. Con la consolidación de los imperios mediáticos, aquellas tres ya no son entidades independientes. Mientras fueron independientes, sin embargo, cada una de ellas fue controlada por un judío desde el principio: ABC por Leonard Goldenson; NBC, primero por David Sarnoff y luego por su hijo Robert; y CBS, primero por William Paley y más tarde por Laurence Tisch. Durante periodos de varias décadas estas cadenas han estado ocupadas, de arriba abajo, por judíos, y la esencial judaicidad de las cadenas de televisión no cambió cuando fueron absorbidas por otras corporaciones. La presencia judía en las noticias de televisión continúa siendo particularmente fuerte.
            NBC nos da un buen ejemplo de ello. Los ejecutivos de NBC experimentaron recientemente diversos cambios. Andre Lack, que había sido jefe de la división de noticias de la cadena, fue nombrado presidente y director-jefe de operaciones. Neal Shapiro, que era productor de “Dateline NBC”, ocupó el precedente empleo de Lack. Jeff Zucker, que producía el “Today Show”, fue promocionado al cargo de presidente de espectáculos de NBC (un cargo que fue, aparentemente, creado para él), y Jonathan Walrd substituyó a Zucker en su precedente cargo, tras echar a un lado a Michael Bass, que había optado al mismo. Hace algún tiempo, Wald se convirtió en el productor de “NBC Nightly News”, sustituyendo a Jeff Gralnick. Cuando Wald se mudó a “Today”, Steve Capus se convirtió en el productor de Tom Brokaw. No se sabe si Capus es judío, pero los demás lo son.

            Una parecida preponderancia de judíos existe en las divisiones de noticias de las otras cadenas. Por ejemplo, en febrero de 2000, Al Ortiz fue nombrado director de circulación de “Special Events” en CBS, colocando al Gentil Gim Murphy productor ejecutivo de The CBS Evening News with Dan Rather siendo la única excepción que conocemos de un, por otra parte, sólido cuadro judío de productores de noticias de televisión. El nuevo “CBS Early Show”, que sustituyó a “CBS This Morning”, sufrió una reorganización interna, en la cual tres productores fueron despddidos, ostensiblemente por no ser suficientemente “agresivos”. Me pregunto si tal vez no eran suficientemente judíos. La reorganización no afectó, sin embargo, al productor ejecutivo saliente Al Berman, que fue transferido a un nuevo empleo como revelador de programas, y Steve Friedman que se ha convertido en el productor ejecutivo de “Early Show”.
            Paul Friedman continúa siendo el productor ejecutivo de “ABC World News Tonight con Peter Jennings”. Rick Kaplan, que fue un ejecutivo en NBC, se fue a CNN en 1997, donde llegó a ser el presidente de CNN/USA.











3 comentarios:

  1. y QUÉ PASA SI SON JUDIO. Tu antisemitismo es aborrecible. NO CRITICAS SU POLÍTICA DE NEGOCIO, te centras en el hecho de que sean judios. Es lo único que parece tener importancia. Te parecería mejor que fueran nazis o árabes o chinos o italianos?

    ResponderEliminar
  2. Qué barbaridad. Me parece un artículo tremendamente racista. Da miedito.

    ResponderEliminar
  3. Todo lo que es contra los hijos de satán se critica como antisemitismo...

    ResponderEliminar

Deja tu Comentario u opinión